Acuña Jr. va a lista de incapacitados, pero no es tan grave como se creía

El superprospecto de los Bravos fue diagnosticado con un esguince en el ligamento anterior cruzado y un traumatismo en la parte baja de la espalda. Se espera que, en el mejor de los casos, pueda estar en condiciones para volver en dos semanas.



La caída aparatosa de Ronald Acuña Jr. y la dolorosa extensión de la rodilla izquierda presagiaban lo peor de lo peor. Los Bravos de Atlanta miraron al cielo, y solo rezaron porque el jardinero no se tuviera que perder la temporada completa. El resultado no fue tan dramático. Solo deberá descansar y tratarse la lesión por dos semanas, más o menos.



El diagnóstico del padecimiento del superprospecto es claro: sufrió un esguince en el ligamento anterior cruzado, aunque también tiene una contusión en la parte baja de la espalda que fue producto del tropezón. De inmediato, la organización decidió colocarlo en la lista de incapacitado de los 10 días, lo que quiere decir que, si todo marcha en orden, puede estar disponible para la activación el 7 de junio. Se espera que los médicos lo vuelvan a evaluar ese día.



Si bien hay mucho optimismo en el caso, los Bravos mantienen una cautela extrema sobre la joya de su corona. Las precauciones son tantas que el equipo prefirió que Acuña Jr. utilizara una silla de ruedas durante sus andanzas por el aeropuerto en Boston, antes de que regresara a Atlanta.



De acuerdo con un reporte de Mark Bowman, periodista de MLB.com que sigue a los Bravos, el conjunto temió una ruptura de ligamentos o un traumatismo severo en el hueso cuando la promesa expresó su dolor en la tierra del Fenway Park. Tras ser revisado en un hospital de Boston, el alma les volvió al cuerpo a los técnicos y médicos de Atlanta, pues se sintieron más positivos sobre una pronta recuperación.

Fuente: beisbolplay

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *