Bayern despide a 2 grandes Philipp Lahn y Xabi Alonso en el mismo partido

El internacional alemán y capitán del Bayern Philipp Lahm y el internacional español Xabi Alonso se despidieron este sábado de la afición bávara al disputar con el campeón de la Bundesliga su último partido antes de colgar las botas.     

Lo de Lahm en el Allianz Arena no fue una simple despedida, sino el abrazo simbólico de miles de aficionados y del mundo del fútbol en general.

“De niño de nuestra ciudad a leyenda de nuestro club”,

se podía leer en una pancarta dispuesta en la grada sur antes del comienzo del partido. 21 títulos desde 2005, entre ellos 9 Bundesligas, una Champions League y un Mundial de Clubs. Con la selección alemana ganó el Mundial de Brasil 2014.

De lateral a símbolo del club. Ni leyendas como Michael Ballack, Giovane Élber y Franz Beckenbauer pudieron eclipsar al capitán en los prolegómenos del encuentro.

El Allianz ayer solo tenía ojos para un hombre. Lahm, estandarte de una generación irrepetible en el fútbol alemán, fue presentado en último lugar en la ronda de despedidas que incluyeron a Tom Starke, Xabi Alonso y Hermann Gerland.

El pequeño lateral recibió la ovación cerrada de todo el Allianz Arena durante casi tres minutos. Unos instantes que pusieron de manifiesto la trascendencia de un jugador de leyenda y el enorme cariño y respeto que se ha ganado a pulso en más de una década vistiendo la camiseta del campeón alemán. No hubo palabras desde el césped. No hizo falta.

Xabi Alonso también obtuvo el reconocimiento de la afición, a pesar de haber jugado solo tres temporadas en el Bayern

Xabi Alonso, después de tres temporadas en el Bayern, también puso su punto final como futbolista. El centrocampista vasco tiene tres Bundesligas en su palmarés, además de dos títulos de la Champions ganados con el Liverpool y el Real Madrid. Con la selección española ganó dos Eurocopas (2008 y 2012) y un Mundial (2010).

Carlo Ancelotti, entrenador del Bayern, sustituyó a Xabi Alonso y a Lahm pocos minutos antes de concluir el partido contra el Friburgo (4-1) para que los aficionados les aplaudieran.

Alonso dejó el terreno de juego en el minuto 82 y fue sustituido por Franck Ribéry, mientras que Lahm lo abandonó con parsimonia cinco minutos más tarde como si le costara marcharse ya para siempre. Al capitán del Bayern lo sustituyó Rafinha.

 

Fuente: sport

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *