Brasil oscurece más su tilde de favorito con victoria ante el anfitrión

Con el estadio Luzhniki a reventar, Brasil demostró en el escenario de la gran final del Mundial que es una de las favoritas para llevarse el título. Y lo hizo como todos ustedes ya saben Neymar, aún convaleciente de su lesión en el pie, pero acelerando ya para estar en la gran cita de Rusia.

Brasil se impuso 0-3 al equipo anfitrión en un ejercicio de seriedad y pegada con el que reafirmó todas las virtudes que el equipo de Tite ya había demostrado durante la fase de clasificación para el Mundial. La Canarinha, que vistió completamente de azul, es una roca, con Casemiro y Paulinho en el centro del campo. Madridista y barcelonistas se mueven y desempeñan con Brasil de la misma manera que lo hacen en sus equipos. No hay quien desborde a Casemiro y no hay quien pare a Paulinho, que marcó un gol y pudo hacer otros dos más. Espectacular llegando desde atrás.



Por delante, sin Neymar, fueron Coutinho, Douglas Costa, Willian y Gabriel Jesus los encargados de desequilibrar a la zaga rusa, que tan sólo fue capaz de aguantar de pie en la primera parte. A este ataque, quiten a uno (previsiblemente a Costa) para meter a Neymar y configurar el ataque que con casi total seguridad pondrá Tite en el debut del Mundial ante Suiza.

Brasil tuvo el control del partido del minuto a uno al 90, si bien es cierto que en la primera parte le faltó profundidad. Probablemente echaron de menos a Neymar, aunque Coutinho entre líneas intentaba aportar el desborde y la magia que siempre ofrece el jugador del PSG. Se defendía más o menos bien Rusia, que en ataque no ofreció nada más que un par de contragolpes llevados por Smolov y mal finalizados por Miranchuk. No echará de menos Brasil a Julio César, portero de los dos últimos Mundiales, gracias a Alisson, que resolvió a la perfección lo poco que generó Rusia.

OTRA VELOCIDAD TRAS EL DESCANSO

Con 0-0 acabó el primer tiempo y en tromba en la segunda parte salió Brasil, que tras un par de buenas ocasiones atajadas por Akinfeev, se adelantó en el minuto 52 gracias a un gol de Miranda. Despejó el ruso el remate de cabeza de Paulinho, que ya había gozado de otra ocasión clara, y marcó en el rechace Miranda. 0-1 en el marcador y hundimiento ruso.



Porque lo que siguió al primer gol de Brasil fue una catarata de ocasiones de la Canarinha. En el 57′, Paulinho fallaba un gol casi a puerta vacía tras una espectacular jugada de Coutinho. Conexión ‘made in Barça’ que se repetiría en el 62′ para el 0-2. Penalti cometido sobre Paulinho y transformado por Coutinho, con galones en la Canarinha cuando falta Neymar.

No dejó de pisar el acelerador Brasil con el 0-2 y encontró su recompensa Paulinho, el jugador más peligroso de la Canarinha a lo largo del encuentro. Jugadón de Willian por la derecha y remate de cabeza del mediocentro, que cerraba el encuentro en el minuto 65. Se acabaron los goles y empezó el carrusel de cambios habitual en este tipo de encuentro. Tite empezó a pensar en el partido del próximo martes ante Alemania -aseguran en Brasil que volverá a sacar su once de gala- mientras que los aficionados rusos silbaban tímidamente a sus jugadores. A menos de tres meses para el inicio del Mundial, los anfitriones tienen mucho trabajo por delante.

Fuente: marca

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *