Brazo listo de Daryl Thompson para inicio de la Serie del Caribe

Daryl Thompson aguarda el inicio de la Serie del Caribe con sosiego. El experimentado derecho encabeza la rotación de Caribes de Anzoátegui y recibirá la bola para medirse a los Alazanes de Granma, campeones de la Serie Nacional de Beisbol en Cuba, en el primer partido de la competición de clubes que tendrá como telón de fondo al Estadio Panamericano a partir del viernes.

“No cambiaré nada de lo que he venido haciendo a lo largo de temporada: Atacar a los bateadores, mantener la bola baja, darle la mejor oportunidad de ganar al equipo y tratar de divertirme”, soltó el derecho, quien irá a su quinta apertura en el torneo, tras aparecer en dos partidos con Magallanes en 2014 y en otras dos ocasiones con la Tribu en 2015.

La última vez, Caribes terminó la primera ronda con balance de 4-0 y Thompson abrió el partido de semifinal contra Vegueros de Pinar del Río, que eventualmente alzaría el título, y aunque no tuvo decisión, Caribes desperdició una ventaja de 5-0 y cayó derrotado.

“En las dos oportunidades anteriores (en la Serie del Caribe) he enfrentado a Cuba y en este torneo no puedes tomarte a la ligera a ninguno de los rivales. Después de todo lo que hicimos (en San Juan, Puerto Rico) caímos en semis, no pudimos llegar hasta la final. Pero no me tomo nada personal (contra Cuba). Tenemos que regresar y salir a tratar de ganar todos los juegos posibles”, apuntó el estadounidense, quien en la justa exhibe récord de 1-0 y 3.05 de efectividad en 20.2 innings.

Granma cuenta con un equipo de ofensiva respetable, que probablemente tendrá en la receptoría a Yulexis La Rosa; Guillermo Avilés, en primera; Carlos Benítez, en segunda; Yordan Manduley, en el short; a Yurisbel Gracial o Raúl González en tercera; mientras que en los jardines estarían Alfredo Despaigne (LF), Roel Santos (CF) y Frederich Cepeda (RF), aunque también Yoelkis Céspedes y Gracial pueden jugar en la pradera derecha, de acuerdo con declaraciones del manager de los antillanos, Carlos Martí.

“No he revisado los roster, ni estadísticas”, admitió Thompson. “Creo que al final no importa. Igual tengo que salir ahí a lanzar, a tirar strikes y tenemos que sacar los 27 outs. Tengo que salir preparado, como en anteriores salidas”.

Rouglas Odor, coach de banca del campeón de la LVBP, tiene en sus manos reportes, que compartió con el instructor de lanzadores Mike Álvarez.

“Son buenos bateadores y aunque no tienen mucha disciplina en el plato, siempre son agresivos, no importa si están arriba en el marcador o abajo por cinco. No van a esperar pitcheos, así que, incluso estando arriba en la pizarra, no es conveniente abrirles con envíos sobre el plato”, glosó el técnico.

Thompson tendrá como antagonista al derecho Lázaro Blanco, un tirador clave en el éxito de los Alazanes en la temporada 2017-2018. En las dos primeras fases del torneo cubano exhibió balance de 8-3 con efectividad por debajo de 3.00, mientras que en el playoffs final su balance fue de 1-1, con un promedio de 3.46 carreras limpias.

La recta de Blanco llegó a cronometrarse entre 91 y 92 millas por hora. También tira slider, splitter y posee un buen cambio, con el que saca de balance a los contrarios. En 2017, fue el mejor pitcher de la Serie del Caribe de Culiacán, tras dejar efectividad de 0.68 en 13.1 innings, repartidos en dos aperturas.

“Hemos visto un video y luce un lanzador complicado, pero vamos a ir con una idea clara de cómo se desenvuelve”, señaló el piloto de la Tribu, Omar López.

“Tira a tres cuartos y suelta la bola en dos tipos de ángulos, tiene un bien cambio y la recta tiene una acción de sinker”, abundó Odor.

Fuente: LVBP

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *