Caracas gana a La Guaira y busca evitar al campeón en cruces

El novato Leobaldo Piña no poseía las probabilidades a su favor en el enfrentamiento que tuvo contra Gregory Infante, consumado cerrador de Tiburones de La Guaira. Por su lozanía, fue advertido por Wilfredo Tovar mientras caminaba al cajón de bateo en el noveno inning, con las bases llenas, dos outs y con los Leones del Caracas abajo en la pizarra por una carrera.

“¡Hey!”, le llamó la atención Tovar, de acuerdo con el relato que le contó Piña a la transmisión de IVC. “Tiene buen repertorio. Cuídate”. El bisoño infielder no tardó mucho en verse apabullado por los envíos del taponero. Después de una bola, conectó un foul que denotó lentitud de su swing ante la velocidad de Infante, grandeliga de Medias Blancas de Chicago. El hecho se confirmó al abanicar perdidamente una recta a la altura del esternón.

Pero Piña, cuyo nivel más alto es Doble A de Cardenales de San Luis, hizo los ajustes. Luego de estar en dos bolas y dos strikes, conectó una contundente línea por el medio del campo. La bola se adentró en el jardín central y paró su andadura en la pista de seguridad. Los tres hombres que estaban en circulación anotaron y el novato se apuntó un triple que decretó la victoria de Leones sobre Tiburones, 6 a 4, en el Estadio Universitario.


“Antes de ir a batear Yorvit (Torrealba, coach de banco de los melenudos) me dijo que no tratara de hacer mucho, que solo buscara dar un contacto”, dijo Piña que fue el responsable de que el Caracas le ganara la serie particular a La Guaira 5-4. “Lo hice. No estaba pendiente de dar un jonrón ni nada de eso. Estoy preparado para seguir tomando las oportunidades que me ofrezca el equipo”.

El hit salvador de Piña le permitió a los capitalinos mantener vivas las esperanzas de quedar en el primer puesto de la tabla, aunque para eso deben ganar los dos encuentros que quedan y ligar que Cardenales de Lara y Navegantes del Magallanes no triunfen, de lo contrario la manada se tendrá que conformar con la tercera casilla.

La ventaja que perdieron los salados en el inning final provenía de un cuadrangular de Danry Vásquez, como bateador emergente, en el séptimo episodio contra el zurdo Jim Patterson. El batazo produjo tres anotaciones.

Edgmer Escalona y Luke Irvine, abridores del compromiso, tuvieron actuaciones tambaleantes. El primero aceptó un vuelacercas de tres carreras de Jesús Guzmán en el capítulo inicial, pero logró recuperarse para mantenerse en la lomita 6.0 innings y retirar a los últimos 16 hombres a los que se midió. Mientras que el iniciador caraquista dio cinco boletos en 4.0 tramos, y toleró una carrera en el tercer pasaje, producto de un sencillo de Luis Sardiñas.

Por ser la víctima de la línea de Piña, Infante (0-1) cargó con la derrota. La victoria fue para el también grandeliga Miguel Socolovich (1-0) tras un trabajo de 2.0 actos pulcros.

Fuente: lvbp

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *