Careta Jesús Flores Regreso del Año en la LVBP

Jesús Flores volvió a formar parte de la élite de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional con una brillante campaña, que le valió ganar el premio Luis Salazar como el Regreso del Año.

 

El receptor de las Águilas del Zulia recibió 13 votos para el primer lugar, de la prensa especializada, y totalizó 111 puntos, que le ayudaron a imponerse con holgura al inicialista Balbino Fuenmayor, quien le escoltó con 93 unidades.

 

“Decidí no viajar al exterior (en 2016) y jugar en otra liga profesional, con la intención de someterme a una ardua preparación física y fortalecer el hombro (derecho). Fue una decisión difícil, pero que me dio los resultados que todos conocen”, señaló Flores, en una rueda de prensa ofrecida el miércoles por la tarde en el Estadio Luis Aparicio “El Grande” de Maracaibo.

 

Luego de establecerse con los Navegantes del Magallanes como figura de la LVBP en la zafra 2011-2012, cuando fue candidato al Jugador Más Valioso, Flores no pudo volver a alcanzar ese nivel, en buena medida por problemas físicos, hasta la eliminatoria de la 2016-2017.

 

El cumanés, de 32 años de edad, encabezó a los máscaras del circuito con una línea ofensiva de .323/.382/.484, cinco jonrones y 29 remolcadas, además de un OPS de .866.

 

“Quise enfocarme en fortalecer el brazo porque eso me estaba afectando para tener esos números. Tenía una gran debilidad en el hombro”, abundó.

 

Flores, que jugó por última vez en las Grandes Ligas en 2012 con los Nacionales de Washington, perdió paulatinamente tiempo de juego con Magallanes y después con Caribes de Anzoátegui, antes de ser cambiado al Zulia durante el receso de temporada por el lanzador Yeiper Castillo.

 

“Estoy agradecido por la oportunidad que me dio Zulia de estar aquí, con una responsabilidad bastante grande de manejar un staff de pitcheo joven, con mucho talento. Llegué apostando a lo mejor de mí. Los frutos fueron satisfactorios´”, destacó. “Traté de hacer a un lado todo lo negativo y ser titular fue clave, me dio la confianza de enfocarme, de estabilizarme emocional y mentalmente. Algo que se me hizo fácil, gracias al buen ritmo del inicio de la temporada”.

 

Flores consiguió hacer ajustes con el madero para aprovechar los espacios del parque Luis Aparicio, luego de jugar las últimas dos campañas en el Alfonso “Chico” Carrasquel, un parque con dimensiones radicalmente opuestas.

 

En Maracaibo ligó para .338/.427/.455, en 77 turnos repartidos en 26 encuentros, y consiguió los dos primeros triples de su trayectoria de una década en la LVBP.

 

Estadísticas que le ayudaron a convertirse en el primer pelotero del Zulia que gana el Luis Salazar desde la 2006-2007.

 

“Queda la satisfacción de poder colaborar con el equipo y ayudarlo a llegar hasta donde está ahorita. Es un honor haber recibido esta distinción”.

 

Flores espera que su actuación le ayude a conseguir un contrato en 2017 en Estados Unidos o México.

Números de la elección

Fuente: LVBP

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *