Caribes de Anzoátegui espera manejar acorde el cuerpo de lanzadores

Omar López no permitirá que el juego se abra temprano contra Criollos de Caguas, en el cruce de semifinales de este miércoles por la tarde. El manager de Caribes de Anzoátegui aseguró que de ser necesario, no dudará en usar su bullpen.

“Ese partido es una final para nosotros, si no ganamos no podemos ir por el título al siguiente día. Así que no voy a dar ventajas. Así dirigí en Venezuela. Si Daryl Thompson (abridor del desafío), no viene de la manera correcta, no voy a permitir que el juego se abra y mucho menos en este parque (Estadio Panamericano)”, advirtió López. “Tengo los relevos largos disponibles para detener cualquier situación, zurdo o derecho, lo que sea necesario. Hasta llegar al séptimo, octavo y noveno, cuando dispongo de los pitchers para finalizar”.

Hace apenas dos días, Caguas castigó al zurdo Carlos Teller y en las dos primeras entradas le fabricó ocho anotaciones, camino a un triunfo 12-7.

“Contra Puerto Rico nos falló el pitcheo al principio del partido. Después de una noche tan intensa como la que vivimos contra México (el domingo), el equipo quedó un poco agotado y esas ocho carreras en los primeros dos innings, nos bajaron el ánimo. Sin embargo, pudimos remontar y acercarnos en el marcador”.

Las ofensivas de venezolanos y boricuas fueron las mejores de la primera fase del torneo. Caribes fue líder en promedio (.362), porcentaje de (.434) y slugging (.610), además de extrabases (24) y anotadas (32). Los boricuas los escoltaron con una línea ofensiva de .322/.366/.557, mientras que terminaban empatados en jonrones (7).

“Pienso que el día de descanso nos beneficiará. Todos saben lo que pasamos para llegar hasta aquí y enfrentar a Cuba en la primera jornada. Ese día jugamos buena pelota y, desafortunadamente, no pudimos hacer las pequeñas cosas para ganar. En los siguientes dos juegos, un poco más descansados, un poco más relajados, física y mentalmente, salimos mejor preparados y pudimos aplicar nuestro juego. Esperamos regresar a eso”, evaluó el estratega.

La efectividad del pitcheo, entre ambos equipos, fue similar (5.75 de Caguas y 5.91 de Anzoátegui), pero en el enfrentamiento directo, López usó a su bullpen secundario y eso puede significar una ventaja.



Thompson volverá a apelar a su experiencia. Es un hombre curtido en la competición y sabe cómo lanzar en desafíos importantes. Irá a su sexta apertura en el Clásico Caribeño, con balance vitalicio de 1-1 y un promedio de 3.60 carreras limpias en 25.0 innings, incluido su inicio contra Alazanes, la semana pasada.

A diferencia del primer partido entre Caguas y Anzoátegui, Caribes jugará como visitante, tras resolverse el triple empate en el segundo lugar por el sistema (TQB) y terminar en el tercer lugar.

POSIBLE CAMBIO EN LA ALINEACIÓN

Luis Domoromo se embasó en sus primeros seis turnos en la Serie del Caribe y después del partido del lunes, su promedio es de .750 (8-6), con cuatro dobles, un boleto y dos empujadas, en tres juegos, por lo que el manager Omar López sopesa la idea de alinearlo en la semifinal.

“Willians Astudillo estará en ese juego, porque ha sido uno de nuestros grandes bateadores y se apoderó de la posición del jardín izquierdo”, apuntó el piloto.
“Domoromo tenía mes y medio fuera y al recibir la oportunidad hizo ese trabajo. Es un problema de los que uno llama ‘agradables’”, agregó López. “Pero Luis Jiménez no se ha visto bien y podría usar a Domoromo como designado. Es una decisión que tengo que discutir primero con Jiménez. Es una persona consciente y siempre está dispuesto a dar todo por el equipo”.

 

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *