Como el buen vino Ginóbili lleva a Spurs a la victoria sobre Grizzlies

Manu Ginóbili dice desconocer si esta será su última gran postemporada. Está consciente de que está anocheciendo en su carrera y que el final se acerca ya.

Es probable que fueron algunos de los 10 puntos que más ha disfrutado Ginóbili en su brillante carrera de postemporada. Y también sus compañeros. El guardia argentino de los San Antonio Spurs por fin rompió la sequía anotadora de los primeros cuatro partidos de la serie, la más larga de su vida en esta instancia, e impulsó a su equipo desde el principio, como parte primordial de la victoria 116-103 sobre los Memphis Grizzlies.

Pero, mientras eso sucede, el argentino disfruta cada minuto, se preocupa como el primer día cuando las cosas no andan bien y trata de aportar como desde el primer momento.

“Sin duda que meter alguna ayuda…“, dijo Ginóbili después del partido. “No fueron puntos determinantes, el equipo ganó en otro lado. Pero sí, individualmente hace bien sentirse poquito más efectivo. Sentí que colaboré un poco más que en los partidos anteriores y me viene bien“. “Sí, estaba pasando un momento de baja confianza“, agregó.

Tampoco es que la decena de puntos de Ginóbili fuera intrascendente. Llegaron en un arranque de partido que parecía indigestarse para sus Spurs y cuando los Grizzlies atacaban fuerte y agresivos en principio. La primera canasta llegó cuando faltaban 4:40 minutos del primer periodo, en su primer ataque con el balón hacia el aro contrario.

Pareció como que a partir de ahí se destrabó. En 33 segundos ya tenía seis puntos. Al final cerró con cuatro de seis canastas, tres asistencias, tres robos de balón y dos rebotes. Además de que prendió al público, que festejó las anotaciones y en particular la primera canasta como si se tratara de un campeonato mundial.

El argentino escuchó su nombre coreado, como hacía tiempo no lo hacía en un AT&T Center, donde es casi venerado con ¡Manu, Manu, Manu! “Tú sabes que tiene un inmenso corazón“, dijo el entrenador Gregg Popovich al abrir la conferencia de prensa de los Spurs posterior al triunfo.

“Él (Ginóbili) tiene un gran efecto en nuestro equipo cuando está sano. Y tener una buena noche, comenzar de la manera que lo hizo, fue un gran empujón“. Ginóbili agradeció en el vestidor los elogios de Popovich, quien será recordado por siempre como uno de los entrenadores más serios, sarcásticos y poco aduladores de la historia, pero junto al que ha conquistado cuatro títulos para San Antonio en la NBA.

“Siempre trato de hacer eso, de llevar energía para mis compañeros“, dijo Ginóbili. “A veces pasa, a veces no. Estaba bastante desilusionado con la forma que jugué. Los primeros no. Los Juegos 3 y 4. Y bueno, contento de haber hecho un buen juego, si es que así fue“.

El escolta de 39 años fue uno de seis Spurs en dobles dígitos ofensivos, encabezados de nuevo por Kawhi Leonard (28 puntos) y el sorprendente Patty Mills, quien marcó 20, incluidos 12 en el último periodo, cuando los Grizzlies amenazaban con la remontada.

“Trajo el jugo del abuelo, que es como yo lo llamo y que todos seguimos“, dijo Mills en referencia al desempeño de Ginóbili.

“Es inspirador“, agregó. “En realidad inspira cuando lo vez conducir el balón, poner su cuerpo en la línea, hacer penetraciones complicadas y cortes difíciles. Eso nos llega a todos. No deberíamos a estas alturas necestar de eso para arrancar, pero él es un gran jugador, un gran competidor. Nosotros nos alimentamos de eso“…

Ginóbili asegura sentirse bien físicamente, aunque reconoce que algunas de sus cualidades físicas y talentos basquetboleros se han ido mermando. Natural a sus 39 años, de los que 15 han estado en la NBA; todos con los Spurs.

“Es un competidor como pocos“, dijo Kawhi Leonard, quien de nuevo fue el mejor anotador de los Spurs, con 28 puntos. “Esas ganas de pelear por cada balón, de correr por todas e intentar canastas aunque no estén entrando, es un ejemplo para todos“.

El entrenador de los Grizzlies, David Fizdale, bromeó en que ya espera que por fin llegue el final de la carrera de Ginóbili.

“Estoy cansado de él“, bromeó. “Ya puede regresar a Argentina. Ni siquiera quiero verlo en la banda lateral o la banca. Me ha dañado demasiadas veces. Simplemente es un profesional fantástico. En realidad tengo demasiado respecto por todos esos muchachos. Nos hemos enfrentado tantas veces con todo el corazón en este negocio que sientes un profundo respeto por muchachos como esos“.

“Manu es uno de ellos, igual que Tony Parker y todos con los que me he enfrentado por todos esos campeonatos“, añadió. “Esos muchachos no se rinden“.

Fizdale fue parte del cuerpo de entrenadores del Miami Heat que enfrentó en 2013 y 2014 a los Spurs en las Finales NBA y contra los que dividió campeonatos.

“¿Cansado de mi“, preguntó Ginóbili cuando le solicitó la prensa en inglés su reacción a los comentarios de Fizdale. “Si he estado ayudándolo. Debería estar cansado de Kawhi (Leonard)“.

 

Fuente: espn

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *