El lado positivo de la recaída de Demi Lovato

El planeta entero está preocupado por Demi Lovato. Desde que supimos que había sido ingresada de urgencia tras sufrir una sobredosis, no somos capaces de sacarlo de nuestra mente. La cantante siempre ha sido sincera y honesta en lo referente a sus adicciones, pero nadie esperaba una recaída tan grande en un momento de éxito como este, de ahí la sorpresa y el shock que se extendió por todo el mundo.

Ahora, la cantante ha abandonado el hospital y se encuentra interna en una clínica de rehabilitación, donde está esforzándose al máximo para volver a llegar a ser su versión más saludable. Un camino complicado en el que no le faltará el apoyo de sus seguidores y de sus seres queridos y del que estamos convencidos de que saldrá victoriosa. Con su fuerza, no hay objetivo que se le escape.



Antes de entrar a esta clínica, Demi Lovato ha vuelto a hacer gala de su honestidad con una carta que ella misma ha compartido en sus redes sociales, en la que ha realizado afirmaciones tan duras como “lo que he aprendido es que esta enfermedad no es algo que desaparezca y se desvanezca con el tiempo”. Una vez más, ha hablado alto y claro de un tema que siempre ha sido tabú, entre las celebrities y en la sociedad en general.

Precisamente por esto, debemos darle las gracias. Y debemos hacerlo ahora, en un momento complicado y duro y también cuando esté sana y sobria. Porque visibilizar una realidad como esta es algo completamente necesario y algo que no ha ocurrido prácticamente nunca a lo largo de los años. Explicar qué hay detrás de las adicciones, cómo es el proceso de dejarlas atrás, lo que sufren aquellos que las viven en sus propias carnes.

Demi Lovato está poniendo voz a miles de personas que están pasando por lo mismo que está pasando ella o que en su día lo vivieron, personas que se han sentido avergonzadas y que no han sabido cómo explicar, ni siquiera a quienes quieren, lo que están sufriendo. Las adicciones son, evidentemente, negativas, pero también son un problema real, y no podemos girarle la cara.

A través de su propia experiencia, una pesadilla en algunas ocasiones, Demi Lovato está siendo un ejemplo, está abriendo una puerta para quienes sufren lo mismo que sufre ella y eliminando un tabú que (como todos) no tiene sentido que exista. Un papel importantísimo que debemos reconocerle.

Fuente: elmundo

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *