Eslovaco Mohoric se lleva séptima estapa de la Vuelta a España

El esloveno Matej Mohoric, campeón del mundo en ruta juvenil en 2012 y campeón del mundo en ruta sub-23 en 2013, se doctoró por todo lo alto al ganar la séptima etapa de la Vuelta a España que este viernes terminaba en Cuenca después de 207 kilómetros, la jornada más larga de esta edición. En la general, sin cambios. Froome sigue un día más con el maillot rojo de la general.

Lejos de parecer una jornada de transición los corredores se dieron una verdadera paliza en la etapa maratoniana de esta edición. Un día con poco desnivel y poca dureza en sus tres puertos, pero con mucho kilómetraje y buena velocidad media. El pelotón, siempre comandado por el Sky, dejó hacer a la escapada de 14 corredores donde brillaba la presencia de Rojas y Maté, además de nombres propios como De Gendt o De Marchi. Sin embargo, fue el jovencísimo Mohoric quien ganó la partida a todos.



Ya en el Giro de Italia de este año se dejó ver y se confirmó lo que se venía diciendo de él desde hace años, concretamente desde que ganó el Mundial en ruta de 2012 cuando todavía era un juvenil. Un gran rodador que, a sus 22 años, se doctoró en una gran vuelta con su primer gran triunfo en la élite. Un buen hacer que no ha pasado desapercibido para el resto de equipos, que han peleado por hacerse con él y al final ha sido el Bahrain de Nibali el que lo tendrá en sus filas en 2018.

Su triunfó nació en el último puerto del día, el Alto del Castillo (3ª), una subida corta pero explosiva con pavés incluido. El esloveno saltó del grupo de escapados junto al murciano Rojas, que partía como gran favorito debido a su perfil esprinter. Poco después se les unieron Poljanski y De Gendt y los cuatro coronaron el puerto con una importante ventaja. Pero fue en el descenso, con aerodinámica postura sobre la bicicleta al ‘estilo Froome’, cuando Mohoric sentenció la etapa. Se lanzó a tumba abierta y logró un hueco que fue insalvable para los perseguidores, que nunca se pusieron de acuerdo. Tremendo despiste el de todos ellos, especialmente de Rojas, que contaba con todas las opciones para estrenar el casillero español en esta Vuelta.

El del Emirates cruzan en solitario la meta de Cuenca y después llegaban, a cuentagotas, el resto de escapados del día, donde destacó la presencia de Jetse Bol. El holandés del equipo colombiano de Manzana Postobon está siendo una de las revelaciones de la edición y hoy logró colocarse en un impresionante top 10. Concretamente en séptima posición, y pudo ser mejor porque por momentos puso incluso en apuros el liderato de Froome. El británico, siempre con su guardia pretoriana, retuvo el ‘rojo’ como estaba previsto, aunque más difícil lo tendrá este sábado con el final en alto (el tramo final es en bajada) de Xorret de Catí (1ª). Una nueva cita para ver a los mejores de la general.

Clasificación General de la 7ma etapa

Clasificación General luego de 7 etapas

 

Fuente: marca

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *