Español Omar Fraile ganó etapa 11 del Giro de Italia

Omar Fraile ganó la undécima etapa del Giro de Italia que este miércoles viajaba desde Florencia y Bagno di Romagna después de una brutal jornada de media montaña. El vizcaíno dio un verdadero recital sobre la bicicleta después de estar todo el día escapado para terminar conquistando su primera victoria en una gran vuelta y la segunda española de esta edición de la ‘corsa rosa’.

El que la sigue, la consigue. Y en el ciclismo actual, tal vez Omar Fraile sea el mejor ejemplo. Desde que en la Vuelta a España de 2015 se diera a conocer al mundo con aquel flamante triunfo en la clasificación de la montaña, título que revalidó el año pasado en la misma ronda española, el ciclista vasco se ha convertido en un clásico de las escapadas, en un hombre a la fuga. La de hoy será recordadas por mucho tiempo e inolvidable para él, que logra el justo premio de estrenarse en una gran vuelta. Natural de Santurce, Fraile completó hoy su mejor ‘bilbainada’.

Se metió en la escapada del día junto a su amigo y paisano Mikel Landa, y juntos coronaron los tres primeros puertos del día, el Passo della Consuma (2ª), el Passo della Calla (3ª) y el Passo del Carnaio (3ª), en cuyo descenso fueron neutralizados por un nutrido grupo de perseguidores. Landa, que quiso lanzar un órdago imposible, aguantó un poco más para después rendirse por completo y terminar engullido por el pelotón. Pero Fraile quiso seguir ‘en la pomada’ y aguantó, con mucha cabeza fría, en la nueva cabeza de carrera, donde pronto empezaron los ataques en pleno ascenso al Monte Fumaiolo (2ª), última cota puntuable del día. Vio irse por delante a Rolland, Rui Costa y De Plus, pero no se inquietó. Aprovechó el tirón del resto de fugados y entonces vio la señal. Rolland se marchaba en solitario y se lanzó a por él.

Lo atrapó, amplió su saco de puntos de la montaña y se lanzó en el descenso. Después, esperó a Rolland, y los dos vieron cómo se les unía un peligroso compañero de viaje como Rui Costa, cazador nato en este tipo de recorridos y principal favorito al triunfo. Fraile había gastado mucho y decidió refugiarse un poco en la ‘sala de recuperación’, a rueda de sus compañeros de fuga, a la que también se unió Kangert. Los cuatro llegaron a Bagno di Romagna, donde cada uno midió su distancia para el esprint. El vasco mostró primero sus cartas y ninguno pudo hacerle sombra. Cruzó la meta, alzó los brazos y dio la segunda española de este Giro a unos aficionados que se levantaron de sus asientos como si de un gol de la Champions se tratara porque no era el favorito, porque llevaba todo el día escapado y porque por fin se hizo justicia con ‘el ciclista a la fuga’.

En la general, Amador escaló tres puestos y ahora es sexto tras formar parte del grupo perseguidor, algo que inquietó al Sunweb del líder, Tom Dumoulin, que se vio obligado a responder a la excelente táctica del Movistar Team. También se pusieron nerviosos el Trek de Mollema y la FDJ de Pinot, que atacó en la última subida, aunque más con el corazón que con la cabeza. Primera defensa del rosa de Dumoulin y primer ejemplo de lo que nos espera en semana y media de Giro: ataques y más ataques.

Clasificación de la etapa 11

Clasificación General

Fuente: marca

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *