Federer llegó a Cuartos en Miami derrotando a Bautista Agut

El suizo Roger Federer desplegó su mejor tenis en la cuarta ronda del Masters 1.000 de Miami para vencer al español Roberto Bautista Agut, que jugó al nivel del tenista en mejor forma en un duelo que dejó grandes puntos y dos disputados sets que cayeron del lado suizo por 7-6(5) y 7-6(4).

Bautista Agut cerró su participación en el torneo floridiano con un encuentro en el que puso siempre en apuros al ex número uno del mundo e igualó su mejor registro en el torneo, que databa del año pasado.

Federer comenzó con autoridad el primer juego, que ganó en blanco, y justo después Bautista Agut se vio obligado a remontar un 40-0 en el segundo para mantener su saque.

El castellonense, que había vencido al estadounidense Sam Querrey en la ronda anterior, se metió a tiempo en el partido y se apuntó buenos puntos en ese inicio después de largos intercambios, en los que mostró sus ganas de luchar cada punto.

Con esa seña de identidad clásica de su estilo, Bautista Agut buscaba su primera victoria contra Federer, que le ganó en las cinco anteriores ocasiones en las que se habían enfrentado.

En todas ellas, el español nunca ganó un set y solo le rompió el saque en una ocasión, en el US Open de 2014, su primer enfrentamiento en el circuito profesional. Después de aquello, Federer fue un muro infranqueable.

En el noveno juego de la tarde en Miami, Bautista Agut sorprendió a todos en la pista central de Crandon Park y, a la segunda oportunidad que tuvo, rompió por segunda vez en su carrera el servicio a Federer y se puso 5-4, con servicio para ganar el primer parcial.

Pero el ex número uno del mundo, que en el primer set sólo metió el 53 % de sus primeros saques, se puso el mono de trabajo al tiempo que al castellonense se le arrugó el brazo en un momento clave y se dejó ganar ese juego en blanco.

Ambos tenistas dejaron el emocionante primer set para el desempate, tan igualado como el resto de la manga.

Bautista salvó dos bolas de set con 6-3 en el marcador y en el extenso intercambio del punto decisivo, subió a la red en un momento inoportuno que Federer aprovechó para lograr la ventaja en el partido con un paralelo.

El de Benlloch arrastraba una lesión abdominal que le perjudicaba en sus saques durante todo el torneo, pero ante Federer volvió a neutralizar el dolor y saltó al segundo asalto con la intención de volver a plantar cara.

Abrió el set un maratoniano primer juego de quince minutos en el que Federer rompió el servicio de Bautista Agut, que lejos de derrumbarse, se soltó para devolverle el ‘contrabreak’ en el siguiente juego con solvencia.

Hoy, el español consiguió romper el servicio de Federer más veces que en todos sus enfrentamientos previos juntos.

La batalla continuó durante todo el segundo set, en el que la grada se levantó en más de una ocasión para aplaudir los esfuerzos de ambos tenistas, que entregaron puntos espectaculares en Miami hasta regresar a otro ‘tie-break’.

En este segundo desempate, Federer se adelantó 3-0, pero el español respondió con dos puntos, pero el suizo no estaba dispuesto a un tercer set tras casi dos horas de juego y amplió su ventaja hasta llevarse el partido.

El ganador este año del Abierto de Australia y del Masters 1.000 de Indian Wells (EE.UU.) se enfrentará por un puesto en semifinales de Miami al checo Tomas Berdych, cabeza de serie número 14 del mundo, que hoy ganó al francés Adrian Mannarino por 6-3 y 7-5.

 

Fuente: mundodeportivo

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *