Kolinda Grabar-Kitarovic, presidenta de Croacia, una hincha ejemplar

Alejada del protocolo que rodea a los dirigentes, prefiere ver los partidos de su selección en la gradas junto a los aficionados

La selección de Croacia, por segunda vez en su historia, se clasificó este sábado para la semifinal de un Mundial gracias a su victoria en una angustiosa tanda de penaltis ante Rusia. Un partido que quedará en la historia del fútbol croata y que no quiso perderse Kolinda Grabar-Kitarovic, la presidenta del país y una gran apasionada de este deporte.



Kolinda Grabar-Kitarovic accedió a la presidencia de Croacia en 2015 y se convirtió en la primera mujer en ostentar el cargo. A pesar de sus responsabilidades, ella sigue disfrutando del fútbol y en este Mundial no se ha perdido ningún partido de su selección. Llamó la atención su presencia en las gradas en los duelos de la fase de grupos como si se una hincha anónima más se tratara. Vestida con la camiseta ajedreza de Croacia, no dejó de animar y de celebrar los goles de sus compatriotas.



En el partido de cuartos de final ante Rusia, se la invitó a ocupar un puesto en el palco de autoridades y siguió el apasionante duelo sentada junto a Gianni Infantino, el presidente de la FIFA, aunque no renunció a seguir luciendo la camiseta de su selección y a celebrar con euforia la clasificación de su selección para las semifinales.



Al término del partido, la presidenta, que habla siete idiomas, entre ellos el español, bajó a los vestuarios para felicitar a los componentes de la selección croata y no dudó en celebrar con ellos de manera eufórica la histórica clasificación. Unas imágenes muy alejadas del habitual protocolo que rodea a las autoridades de un país.



Kolinda Grabar-Kitarovic, de 50 años y madre de dos hijos, se ha ganado las simpatías de los croatas porque, además de compartir las gradas con el resto de aficionados, también ha trascendido que sus viajes a Rusia los ha realizado en vuelos comerciales pagándolos de su bolsillo, como cualquier otro hincha, y que se ha descontado de su sueldo como presidente del Gobierno los días no trabajados.

Fuente: abc

 

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *