Madrid golea y Sevilla por la mínima en Champions

Real Madrid 5 – 1 Legia Varsovia

El Madrid se impuso al Legia Varsovia por 5-1 en la tercera jornada de la Champions en un partido sin historia. Los de Zidane hicieron valer su superioridad más por inercia que por argumentos y golearon al rival más débil de su grupo. La solvencia de Asensio, que tuvo carrete tras el regreso de Isco al banquillo a pesar de su buen partido ante el Betis en la Liga, y el impulso de Morata para aprovechar al máximo sus minutos fueron lo mejor de un choque en el que Cristiano no vio puerta pero dio dos asistencias.

Sin espíritu defensivo del Madrid y sin capacidad de contención del Legia, el encuentro fue un constante ida y vuelta con más ocasiones que juego. Bale (m. 16); Jodlowiec, en propia puerta (m. 20); Radovic, de penalti (m. 22); y Asensio (m. 37), fueron los autores de los goles en la primera mitad. Mediada la segunda parte, Zidane movió el banquillo y llegó la sentencia. Se marcharon James y Bale, entraron Lucas Vázquez y Morata y, en apenas cuatro minutos, los canteranos protagonizaron la mejor jugada de la noche. Morata desbordó por el costado izquierdo y asistió a Lucas para que empalmara un derechazo incontestable. El ex de la Juventus encontró su premio cerrando la goleada tras aprovechar la segunda asistencia de Cristiano.

La previa del partido estuvo marcada por los incidentes de los radicales polacos en los aledaños del Santiago Bernabéu. En la primera jornada de la Champions, los ultras del Legia exhibieron bengalas y se enfrentaron con la policía con gas mostaza. La UEFA decidió sancionar al club obligándole a disputar sus encuentros europeos en casa a puerta cerrada, pero unos 4.000 hinchas llegaron a Madrid para refrendar su fama de cafres y violentos. Los disturbios se saldaron con un balance de siete ultras detenidos y dos policías heridos.

Zagred 0 – 1 Sevilla

Omnipresente desde que Sampaoli le dio las llaves del equipo el primer día que llegó (bajo sospecha) de Manchester, Nasri, otro milagro de Monchi, también fue el señor de la lluviosa noche de Zagreb. El francés, como tantos otros ratos hoy esta temporada, fue el mejor en el viejo Maksimir en un ambiente frío, lejos de aquellas atmósferas cargantes de la mejor época del fútbol balcánico en los ochenta.

Sevilla's Samir Nasri controls the ball during the Champions League Group H soccer match between Dinamo Zagreb and Sevilla, at the Maksimir stadium in Zagreb, Croatia, Tuesday, Oct. 18, 2016. (AP Photo/Darko Bandic)

Nasri colaboró en una victoria de gran valor para el Sevilla, que pese a ser ampliamente superior al Dinamo tuvo el partido en el alambre más minutos de lo que hubiese debido por su poca destreza con el gol, especialmente de Vietto. Esa indecisión para resolver el partido llenó de esperanza al Dinamo de Zagreb, que vio el premio del empate cerca, se esmeró y preocupó a Sergio Rico.

Esta vez sí, el Sevilla fue reconocible desde el principio y no tuvo altibajos en su rendimiento durante la primera parte. Sampaoli salió con tres defensas consciente de que el conservador Petev harían el resto. Nasri se apoderó del balón. Primero se acercó a Vitolo, con el que trenzó buenas paredes. En una de ellas, con centro de Escudero, el francés desperdició una ocasión clarísima en la que no creyó estar tan cerca del gol.

El ‘Mudo’ Vázquez arrancó con distinción un contragolpe y pisó sobre el francés, que se desplegó, abrió hacia Mariano y se fue con fe área, donde encontró un gol en el que sólo creyó él.

Superior, el Sevilla lució palmito un buen rato en Zagreb. Mariano estuvo pletórico, Vitolo, Vázquez y Nasri se reafirmaron como la columna creativa del equipo y Mercado, Rami y Pareja se coordinaron al gusto de Sampaoli.  En ventaja, el Sevilla controló el partido y tiró varias buenas oportunidades en el segundo tiempo, especialmente una de Vietto después de un pase divino del ‘Mudo’ Vázquez. Soudani se movió con cierto peligro y el Sevilla temió que el partido se le hiciese largo. Hasta que Nasri volvió a coger el balón, lo durmió y se lo llevó a casa. En Zagreb, el Sevilla fue Nasri y más Nasri.

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *