Muere “El hombre que nació capitán” Carlos Alberto capitán de Brasil en el Mundial 70’

Carlos Alberto Torres, capitán de la histórica selección de Brasil campeona en el Mundial de México 1970, murió este martes a los 72 años en Río de Janeiro víctima de un infarto fulminante, según informó el canal donde trabajaba como comentarista, SporTV.

 

A lo largo de su extensa carrera, Carlos Alberto jugó, entre otros, en Fluminense, Botafogo, Flamengo, Santos (todos de Brasil) y varios clubes de la liga de Estados Unidos, incluyendo al New York Cosmos, en donde fue compañero de Pelé.

 

Sin embargo, es recordado principalmente por haber sido el capitán del Brasil del ’70, para muchos el mejor equipo de la historia del fútbol. En la final que su equipo le ganó 4-1 a Italia, anotó el cuarto gol con un potente remate cruzado tras un pase de Pelé que coronó una gran jugada colectiva, en uno de los tantos más recordados de todos los tiempos.

Aquella selección de Brasil, dirigida por Mário Zagallo, revolucionó el mundo del fútbol al alinear en su formación a cinco volantes ofensivos y delanteros -Pelé, Gerson, Tostao, Jairzinho y Rivelino- y ganó su tercer Mundial con un fútbol elegante, vistoso y efectivo. 

 

Tras conocer la noticia, la FIFA despidió a Carlos Alberto en su página oficial refiriéndose a él como “el hombre que nació capitán”. El rector del fútbol destacó que, al ser el de 1970 el tercer Mundial que Brasil ganaba, la Copa Jules Rimet que el lateral levantó pasó a ser propiedad del país sudamericano.

 

A lo largo de su carrera, que duró 19 años, Carlos Alberto se desempeñó además en varios clubes brasileños y ganó diez títulos, entre ellos dos campeonatos nacionales con el Santos. Su club de corazón era el Fluminense, donde comenzó, pero supo jugar también para Botafogo y Flamengo. Entre 1977 y 1982, Carlos Alberto se desempeño en la Liga de Estados Unidos, siendo compañero de Pelé en el New York Cosmos.

 

Como entrenador, Carlos Alberto, nacido en 1944, desarrolló también una carrera extensa que incluyó equipos de Brasil, Colombia, México, Estados Unidos y las selecciones de Omán y Azerbaiján. Su logro más importante fue el título en el torneo nacional de Brasil en 1983, con Flamengo.

 

Siempre lejos de la polémica, Carlos Alberto dejó una buena imagen en todos los clubes por los que pasó y sus compañeros lo reconocieron unánimemente como un líder. Se destacaba por su férrea capacidad de marcaje, que lo llevó a jugar como central en los últimos tiempos de su carrera, y sobre todo por su facilidad para proyectarse al ataque en sus tiempos de lateral.

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *