Nadal quiere ser nuevamente el Rey del de la arcilla francesa

El peso de la pelota de Rafael Nadal es difícil de contrarrestar para cualquier especialista en tierra. Era aún más complicado que un especialista en superficie rápida como Robin Haase le pudiera sorprender este miércoles en la segunda ronda de Roland Garros.

Por lo hecho este año y su valor en la arcilla el español es el preferido para alzar el trofeo

Era el regreso de Nadal a la Philippe Chatrier, la pista en la que ganó nueve títulos y en la que aspira a levantar un décimo el 11 de junio. El manacorí, que estaba programado después del partido de Garbiñe Muguruza y Anett Kontaveit, no defraudó a los 14.000 asistentes al espectáculo del gladiador del polvo de ladrillo.

Haase acabó claudicando ante el peso de la pelota de su adversario con un marcador de 6-1, 6-4 y 6-3, en 1 hora y 49 minutos. El holandés no paró de acudir a la valla de los fondos para interntar devolver las pelotas que bajaban con nieve desde el cielo. Las estadísticas no fallan: sumó el 76 por ciento de puntos con el primer saque y el 85 por ciento con el segundo.

Comodo triunfo pero poco a poco se van complicando los rivales

Rafa tuvo un pequeño susto con uno iguales en el tercer set. En el cuarto punto del juego, hizo un mal gesto con la pierna y empezó a gesticular con cara de preocupación. Después ya no volvió a resentirse. Haase no dispuso de una sola pelota de rotura y así era imposible inquietar a un tenista casi infalible en la tierra de París. Y es que 74 de los 76 partidos disputados cayeron de su lado, lo que da un 97,36 por ciento de efectividad.

Nadal, al igual que Novak Djokovic y Dominic Thiem, sus mayores rivales en la parte baja del cuadro, ya está en la tercera ronda sin perder un set. Y el viernes le espera el georgiano Nikoloz Basilashvili, 63 de las listas ATP y uno de los pocos tenistas del ‘Top100’ con el que nunca antes se ha visto las caras. Basilahvili se deshizo del serbio Viktor Troicki por 7-6(3), 7-6(2) y 7-6(6).

 

Fuente: marca

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *