Nueva disputa Magic Johnson y Larry Bird: Paul George

El segundo día de Earvin ‘Magic’ Johnson como presidente de operaciones de baloncesto de Los Angeles Lakers fue un constante flujo de llamadas telefónicas.

A falta de una jornada para la fecha límite de traspasos, la prioridad fue la de apurar todas las balas posibles para conseguir a algún jugador estelar para el equipo. Entre todas las conversaciones, hubo una línea directa que nos trasladó en el tiempo y nos enseñó cómo dos leyendas del básquetbol operan desde una posición bien diferente a lo que para ellos fue desenvolverse sobre la duela: ahora son ideólogos de plantillas, negociantes y estrategas.

Larry Bird y Magic volvieron a tener un tira y afloja, en esta ocasión con corbatas en lugar de vestidos de verde Celtic y púrpura y oro. Cada uno barrió para su terreno, esta vez con un nombre propio en liza: Paul George.

Durante los años ochenta, Larry Bird y Magic Johnson protagonizaron uno de los duelos más legendarios de la historia de la NBA. En aquella década, los Lakers y Boston Celtics alcanzaron ocho títulos (cinco los Lakers y tres los Celtics) y cada jugador fue el buque insignia de su franquicia. Sin embargo, su rivalidad data de antes. Ya en la universidad, los dos se vieron las caras en la final del campeonato de la NCAA de 1979. Magic como representante de Michigan State y Bird de Indiana State.

El lagunero ganó esa y otras batallas como fueron las dos Finales ante los Celtics (1985 y 1987). Concretamente en las de 1987, Magic se consagró con un gancho sobre dos defensores ante la impotencia de un Bird que tras lograr ante Lakers la final de 1984, vio cómo se le escapaba otro campeonato y no pudo evitar que su rival se convirtiera en Jugador Más Valioso de la temporada regular y de las Finales.

La última batalla entre Bird y Johnson se está disputando en los despachos. En Indiana existe el temor de que George se marche en verano de 2018, cuando se convierta en agente libre, pero sobre todo de perderle sin una contrapartida importante cuando se encuentra en un gran momento de su carrera. El jugador está viviendo una situación que le suele pasar a muchos jugadores de la NBA: las ganas de vencer un campeonato. La paciencia con el equipo (29-28) es cada vez menor y aunque expresó en reiteradas ocasiones que su deseo es el de ganar dicho campeonato en Indiana, recalar en los Lakers es una opción real.

El alero nació y se crió en Los Ángeles, y el hecho de que la franquicia se encuentra en plena reestructuración podría ser un aspecto interesante. Aunque lo más atractivo de la situación es el hecho de que para George y su familia, Magic siempre ha sido un ídolo. La capacidad de atracción es enorme, y es ahí donde el duelo entre el representante de los Lakers y el de Indiana toma forma en su nueva versión.

Bird está intentando configurar un equipo más acorde con las expectativas de George. Las conversaciones para llevar a Indiana a jugadores como Jahlil Okafor, Arron Afflalo, Allen Crabbe y Ed Davis están siendo intensas durante los días previos a la fecha límite de traspasos. La presencia del alero en el plantel está cada vez más en el aire y ante esa situación el deseo de Bird y su ejecutiva es al menos lograr buenos activos a cambio. Para Magic, atar a George ahora le daría más opciones de atraer otros agentes libres en verano.

Es por ahí por donde fluye la conversación de un Magic Johnson que no tiene tiempo que perder y un Bird que ante una inevitable marcha futura de su estrella querría sacar el máximo provecho posible a la situación. El partido que ambos están disputando ya no requiere el físico de su juventud, sino la experiencia de su madurez. Veremos quién se lleva la victoria.

 

Fuentes: espn

 

 

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *