Real Madrid tiene sospecha del arbitraje de La Liga

Crece la sospecha de que algo sucede. El Real Madrid piensa que nada es casualidad y según mantienen desde el entorno blanco, todo lo que está pasando alrededor de la Federación Española de Fútbol desde la detención de su presidente y las posteriores escuchas de conversaciones entre algunos directivos, da que pensar a los blancos y si antes se podía considerar como parte del juego, formaba parte de un entramado que va más allá de las decisiones de un juez sobre en verde tapete.

Las llamadas de un presidente y un expresidente de los que son grandes rivales del Real Madrid, Atlético y Barcelona (Cerezo y Gaspart) sientan las bases de un fallo en el sistema del que la entidad madridista se apartó hace tiempo, justo desde el momento en el que en las elecciones de 2004 Florentino Pérez apoyó a Gerardo González Otero en su lucha electoral contra Ángel Maria Villar. Desde ese instante, el club blanco desapareció de la Ciudad del Fútbol hasta un mínimo acercamiento de un año atrás.



En ese escenario, el Real Madrid se ha quedado en un segundo plano, pero lo que antes no eran más que comentarios, han pasado a ser momentos investigados por jueces, escuchas de por medio y tramas a un pie descubrir. Algunos lo comparan al Moggigate que sacudió al fútbol italiano. Lo que sí está descubriendo el sumario del caso Soulé es una federación casposa y muy sospechosa.

En los micrófonos de la Ser fue el propio Florentino Pérez el que habló de trato arbitral desigual respecto al Barcelona. Antes se aludía a la necesidad de que el Real Madrid tuviera que acercarse o superar los 100 puntos para poder competir por la conquista de LaLiga y ahora mantienen abiertamente que sus partidos son arbitrados bajo otro reglamento.



Las quejas se inician esta temporada con el partido de ida de la Supercopa con el famoso penalti a Luis Suárez y la expulsión a Ronaldo. A partir de ahí señalan hasta cinco penaltis no pitados y alguna rigurosa expulsión, que no coincide con el criterio exhibido por Undiano Mallenco en Vitoria.

En el partido ante el Alavés hablan de dos penaltis no señalados, un gol mal anulado y una expulsión a Manu Garcia obviada por el colegiado navarro. Ya no se esconden y la consigna es la de hablar sobre ello cuando reciban preguntas en ese sentido. “A nosotros es mucho más difícil pitarnos algo”, señaló Sergio Ramos.

Las cuentas del Real Madrid pasan por un cambio total en la Federación en el mes de diciembre, días después de la moción de censura a Villar que parece irreversible, con cambios en los principales estamentos federativos, con el arbitral a la cabeza.

 

Fuente: marca

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *