Roger Federer se apunta Indian Wells y vislumbra ser el mejor de la historia

En noviembre del año pasado, cuatro meses después de que decidiera ponerle fin a su temporada, Roger Federer lanzaba una advertencia por entonces subestimada: “Voy a volver más fuerte de lo que la gente piensa”.

Pero nadie, ni siquiera él, esperaba semejante retorno: el suizo conquistó el Australian Open, su 18º Grand Slam, y se consagró en Indian Wells. “No era parte del plan, sinceramente. En diciembre, cuando me di cuenta que mi recuperación iba bien, planificamos los objetivos de la temporada en cuanto al ranking y la verdad es que era secundario. De todas maneras junto a mi equipo de trabajo definimos que nuestra meta era estar en el top 8 después de Wimbledon”, se sinceró con el trofeo de campeón del primer Masters 1000 del año junto a su lado en la conferencia de prensa posterior a su triunfo frente a Stanislas Wawrinka.

Federer cumplió rápidamente su objetivo: a partir de este lunes será número 6 del mundo. Líder de la carrera hacia el ATP World Tour Finals de Londres, en el desierto californiano se consolidó como el mejor de un circuito que tiene en horas bajas a Andy Murray y Novak Djokovic. Tanto el británico como el serbio deberán defender una gran cantidad de puntos esta temporada, un guiño para un Federer que si bien jugará pocos torneos para cuidar su físico, podría alcanzarlos e incluso superarlos.

“Definitivamente deberemos redefinir nuestros objetivos ahora. Pero por el momento lo más importante es descansar lo máximo y espero jugar lo más tarde que pueda en Miami”, vaticinó el suizo en la antesala del segundo Masters 1000 que comenzará este lunes en Key Biscayne. Sin Djokovic ni Murray, Roger es otra vez el gran favorito: “Es muy difícil ganar ambos títulos seguidos, sé que será muy complicado”.

El futuro para Federer, aún pese a los títulos, es ir paso a paso, todavía inmerso en un regreso cuyo límite temporal fue trazado por él mismo: “En noviembre establecimos que mi vuelta estaría completa en abril, así que seguiremos apegados al plan inicial y después de Miami veremos”.

“El sueño continúa, el cuento de hadas del regreso que tuvo su primer capítulo en Australia. Ahora no estoy tan sorprendido como en Melbourne, pero esto realmente es una gran, gran sorpresa para mi”, analizó Federer y sonrió, con sus trofeos de Australia e Indian Wells en el equipaje.

 

Fuente: lanacion

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *