Sevilla golea 3-0 al Dinamo Zagreb en Champions League

El Sevilla continúa con su paso firme en esta Liga de Campeones después de golear a un timorato Dinamo Zagreb que volvió a mostrar las mismas carencias que hace dos semanas en Croacia. Los de Sampaoli cumplieron con su parte del trabajo, pero no pudieron certificar su pase a octavos por el postrero empate del Olympique de Lyon en el Juventus Stadium de Turín.

Queda, eso sí, a un pequeño paso de la siguiente ronda, pues le basta con sumar un solo punto en los dos partidos restantes para amarrar una de las dos primeras plazas de su grupo, que además ha pasado a liderar tras el tropiezo de los italianos en su feudo. Es más, podría ser equipo de octavos incluso perdiendo los dos partidos restantes si el Lyon no gana en Zagreb en la quinta jornada.

sevilla-vitolo

Pero todo esto no son más que cábalas que no deberían inquietar demasiado a una afición que tiene motivos sobrados para mirar con optimismo al futuro, porque su equipo parece haber interiorizado la idea de juego que pregona Jorge Sampaoli.

 

Era el del Dinamo un partido trampa, porque muchos daban por finiquitado el duelo antes de que la pelota echara a rodar. La presencia del Barça en el horizonte inmediato añadía otro elemento distorsionador a la cita, así que Sampaoli se encargó de alejar cualquier atisbo de relajación con el mejor once posible.

El técnico argentino dio galones a Ganso y el brasileño se lo agradeció firmando un partido notable en el que dejó destellos de su indudable clase, aunque está claro que su perfil es muy diferente al del lesionado Nasri. El otro jugador rehabilitado fue Kranevitter, que cumplió con creces ante un rival que nunca puso en apuros a Sergio Rico.

El encuentro era de los que se cuecen a fuego lento y el Sevilla lo entendió desde el pitido inicial, buscando sin prisas algún resquicio en la poblada zaga del conjunto croata. Pudo encontrarlo N’Zonzi con un cabezazo que acabó estrellándonse en el larguero tras el despeje inicial de Livakovic, pero el tanto no llegó, entre otras cosas porque el duelo le pedía una marcha más a los nervionenses.

Eso sí, fue pisar el acelerador el Sevilla, y los cimientos del Dinamo empezaron a tambalearse. Vitolo acarició el gol con un cabezazo picado que Stojanovic sacó casi bajo palos, poco antes de que Vietto convirtiera en oro un pase rifado del ‘Mudo’ Vázquez al corazón del área en el que el ex del Atleti le robó la cartera a Schildenfeld, su marcador, antes de batir a Livakovic con un disparo seco y angulado.

sevilla

La expulsión de Stojanovic al filo del descanso por doble amarilla despejó aún más el horizonte, pero este Sevilla no se caracteriza precisamente por su pegada, así que una vez más tuvo que tirar de paciencia para cerrar el encuentro.

El protagonista fue Escudero, que encajó el esférico muy cerca de la cepa del palo izquierdo tras una buena pared con Vitolo. Ojo al momento del lateral vallisoletano, que está llamando con fuerza a las puertas de La Roja. Al tiempo.

 

Los tantos de N’Zonzi, en un saque de esquina, y Ben Yedder, a pase de Mariano, sirvieron para redondear un marcador que deja a las claras que este Sevilla quiere ser mucho más que una comparsa en esta Liga de Campeones.

Fuente: marca

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *