Tiburones se colocan nuevamente a juego y medio de la clasificación

Una autentica gema exhibió el pitcheo de Tiburones de La Guaira desde el montículo, mientras que los maderos respondieron oportunamente para ejecutar los pequeños detalles ante un Caribes de Anzoátegui que se ahogó en errores y no pudo evitar el lauro de los escualos 2 carreras por 0, resultado que representó el último choque entre ambos conjuntos en la ronda regular, inclinando la serie a favor de los litoralenses 5 victorias por 4.

A pesar de las adversidades, el equipo nunca ha dejado de batallar en los momentos cruciales. Ahora tras dividir en los últimos dos choques ante los indígenas, un juego y medio los diferencia del sexto puesto de clasificación, restando 13 juegos por disputar, tres más que su rival directo (el propio Anzoátegui).

La derrota en la jornada de ayer causó un duro golpe, pero tras el nuevo amanecer, eso quedó en el pasado y de la mano de Junior Guerra, La Guaira salió a darlo todo en el terreno de juego y así continuar su camino para lograr el unánime objetivo: estar presente en enero.

El grandeliga Guerra sabía la responsabilidad que recaía en sus lanzamientos. Ante un buen repertorio y unos envíos envueltos en dosis venenosa ante sus rivales, pudo deleitar a toda la fanaticada guairista y tras seis episodios en blanco, logró cinco ponches y encaminó al equipo a la victoria, a pesar de no obtener el triunfo, pudo limitar a los bates indígenas y darle la oportunidad al equipo de no rendirse nunca en el cotejo.


 

Una entrada más tarde de la salida de Junior, llegó el inning letal y productivo. Las acciones no empezaron del todo bien para Caribes y tras par de pifias defensivas, el debutante Tim Torres descifró un pitcheo del aún abridor Daryl Thompson y con un sencillo al jardín derecho, el patrullero René Reyes dejó escapar la pelota al fondo, mientras que Omar Carrizales aprovechaba la situación y en sus piernas, anotaba la primera carrera del compromiso.


“Me dieron un buen pitcheo y logré ayudar al equipo” fueron las palabras de Tim Torres en la rueda de prensa posterior al juego. “Doy Gracias a Ozzie por no mandarme a tocar, otro hubiese preferido que me sacrificara en ese momento. Confió en mí y lo logré” culminó el utility.

Alonzo Harris, quien estaba en la inicial con el batazo de Torres, avanzó a la antesala por la pifia de Reyes para luego arribar a la registradora gracias a elevado de sacrificio del cubano Yadir Drake.

Cuando se dio a conocer la noticia que Gregory Infante estaría disponible en el roster, el primer pensamiento de muchos fue: “Si llegamos ganando al último tercio del juego, con ese bullpen aseguramos la victoria”.

Hoy esa teoría tuvo más valor que nunca. La primera misión fue para Rafael Cova, quien solo necesitó 16 envíos para retirar los tres outs del octavo tramo, incluyendo par de ponches.

La mesa quedó servida para el ligamayorista de los Medias Blancas de Chicago, Gregory Infante, quien con par de elevados y un rodado, obligó a los bates visitantes a entregar los últimos bateadores del encuentro.


“Estoy muy contento de lograr el primer salvado de la temporada. La salida anterior no me fue bien, pero uno tiene momentos buenos y malos. Gracias a Dios hoy fue mi día” fueron las declaraciones de Infante.

Ante la importancia del triunfo, Infante afirmó que la mente del equipo ya se encuentra en Maracaibo:


“Es muy importante esta victoria. Nos toca ir a Maracaibo, queremos lograr por lo menos dos triunfos de los tres juegos, y si podemos con todos, bienvenidos” culminó.

El escuadrón varguense tiene pautado viajar mañana a Maracaibo para iniciar una serie de tres partidos ante las Águilas del Zulia, incluyendo una doble jornada para el viernes que empezará a partir de las cuatro de la tarde.

Fuente: tiburonesdelaguaira

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *