Tragedia en el Fútbol 17 personas mueren en partido de fútbol en Angola

Diecisiete personas fallecieron este viernes en Uíge (Angola) cuando trataban de acceder al Estadio 4 de Janeiro para presenciar el partido inaugural de la Girabola (liga angoleña) entre el local Santa Rita de Cassia y el Recreativo Libolo. El numero de heridos al cierre de esta edición ascendía a 59, cinco de ellos muy graves.

El debut del club de Uíge en Primera División generó durante la semana una gran expectación en la ciudad del norte del país africano que provocó que a la hora del partido hubiera largas colas ante las oficinas del club, desbordadas por completo, para comprar una entrada para acceder al recinto deportivo. El Estadio 4 de Janeiro tiene una capacidad para 12.000 personas y al parecer había un overbooking de unos 8.000 aficionados.

El partido, que se jugó entero pese a la tragedia, arrancó con los alrededores del terreno de juego a rebosar de aficionados, varios millares, mientras que otros centenares se encontraban en los accesos del estadio.

Gol y avalancha

Pero a los seis minutos del choque se precipitaron los hechos. Primero sobre el césped, cuando el visitante Viet marcó el 0-1, y un minuto después, cuando en una de las puertas de acceso se produjo la mortal avalancha.

Según algunos testigos, la policía había lanzado gases lacrimógenos para tratar de disuadir a los aficionados que querían acceder al recinto sin entrada, lo que presumiblemente generó el pánico entre los presentes y provocó la avalancha con el resultado de 17 muertes y unos 76 heridos.

Según fuentes del FC Santa Rita, algunas de las víctimas eran niños y adolescentes.

Los técnicos de ambos equipos mostraron su desolación tras el encuentro. “Es una cosa que ultrapasa a cualquier resultado, mi pensamiento está con las familias que han visto fallecer a sus hijos de esta forma”, declaró el entrenador local Sergio Traguil a la agencia LUSA. Su homólogo del Recreativo de Libolo, Joao Paulo da Costa, aseguró que “obviamente no era el inicio de campeaonato que deseábamos”.

Abrirán una investigación

El presidente de Angola, José Eduardo dos Santos, declaró que había dado instrucciones para tratar de hacer llegar la ayuda necesaria a los heridos que se encuentran en el Hospital de Uíge. Las comunicaciones entre la capital Luanda y el norte del país son bastante precarias.

Fuente: mundodeportivo

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *