Un cantante neonazi, en los festejos de Croacia

Marko Perkovic “Thompson” participó del festejo con los subcampeones del mundo. Es señalado por ser un nostálgico del régimen “Ustacha”.

El plantel croata, subcampeón del mundo en Rusia 2018, fue criticado luego del festejo en Zagreb por compartir la fiesta con un controvertido cantautor de tendencia neonazi, ante la presencia de medio millón de personas.

Marko Perkovic “Thompson” es considerado cercano a quienes defienden el movimiento “Ustacha” que entre 1941 y 1945 gobernó el Estado Independiente de Croacia. Este presentaba la misma sintonía que Adolf Hitler en cuanto a las políticas antisemitas y racistas del régimen nazi, incluidas la construcción de campos de concentración y exterminio de miles de serbios, judíos, gitanos, comunistas y antifascistas.

Los jugadores del Real Madrid y Barcelona, Luka Modric e Iván Rakitic, fueron dos de las figuras más cuestionadas. El del Barsa por mostrarse en redes sociales con Thompson, y Modric por estar muy cercano al cantante en la ceremonia en la que el artista cantó ante una multitud.

Más de 55 mil participantes de una encuesta online del portal local Index.hr consideraron incorrecto el comportamiento de los futbolistas al viajar por Zagreb con Perkovic en un micro abierto. Según el sondeo, el 65% del total de encuestados rechazó lo ocurrido.

Si bien el músico niega ser un nostálgico de ese régimen, suele iniciar sus conciertos con el saludo típico de ustacha (“Listos para la patria”) y entre sus seguidores se cuentan jóvenes con las insignias del movimiento.

En varias oportunidades Thompson justificó el saludo al decir que fue usado en siglos anteriores y que es la Policía la que debe intervenir contra los jóvenes en sus conciertos y no él. Sus canciones patrióticas fueron especialmente populares durante la guerra de independencia croata contra las fuerzas serbias, en la que él también participó.

En Croacia existe el miedo de que se asienten los movimientos de ultraderecha, antiinmigración y en contra de los serbios. Por eso, el resto de Europa no ve con ojos buenos que se le de estos espacios a personajes así.

 

Fuente: clarin

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *