Vettel manda en el GP de Gran Bretaña en lucha entre cuatro

Espectacular y vibrante el GP de Gran Bretaña, con una lucha a cuatro inédita desde hace casi 40 años en la F1. Sebastian Vettel se ha llevado un triunfo vital, de esos que decantan un Mundial entero al final del año. La noticia es que Hamilton fue segundo, que no ganó en casa por quinta vez consecutiva en casa, y que se distancia en siete puntos más (8 en total) respecto al germano de Ferrari.

El adelantamiento final de Vettel a Valtteri Bottas, aunque con gomas más nuevas, fue de los que quedan para el recuerdo y pueden marcar el retorno del título a Ferrari que se resiste desde 2007.



La carrera estuvo marcada por la mala salida de Lewis, que se dejó dos puestos en la arrancada y luego fue tocado por Raikkonen en la curva 3, lo que le dejó último a las primeras de cambios. Hamilton no se rindió y escaló hasta el cuarto apoyado en su coche, un gran pilotaje y el accidente de Leclerc que le dio la vuelta a todo. Allí, los Ferrari y los Red Bull decidieron entrar, pero no así los dos Mercedes.

Faltaban 12 vueltas para el final y Bottas buscaba la hazaña de ganar con unas gomas viejas y un Vettel que volvió con mucha fuerza. Pese a una gran defensa del finlandés, acabó cayendo y luego cediendo el segundo a un Hamilton que minimiza daños. En todo caso, Ferrari es hoy el mejor coche de la parrilla y se les viene encima un verano muy áspero a las ‘flechas plateadas’.

Nueva remontada de Alonso

Fernando Alonso ha estado magnífico en el pilotaje y en los movimientos hacia boxes, siempre atento y manteniendo una lucha impresionante con los Haas y los Force India, coches que son un segundo más veloces a una vuelta, pero a los que el español es capaz de plantar cara a base de talento. Finalmente se lleva un octavo, gracias a un Verstappen que regaló su plaza (5º) tras ser humillado por Raikkonen en la pista, y un adelantamiento a Magnussen en la última vuelta. El danés, de actitud macarra con el resto de compañeros de la parrilla, la tenía anotada desde el viernes, cuando intentó sacar de la pista a Fernando con una maniobra muy fea. Pese a tener un coche mucho más rápido, mordió el polvo.



Alonso es ahora octavo en el Mundial, con 40 puntos y sólo superado por Hulkenberg (6º) de entre los coches que no son Mercedes, Ferrari o Red Bull. Su cosecha sería imposible para cualquier otro con el MCL33 que pilota.

Grosjean se la arma a Sainz

En el tramo final de la prueba, Carlos Sainz estaba adelantando a Romain Grosjean para ganar el décimo puesto, cuando el francés ya rebasado, chocó con el borde final de la rueda trasera derecha del español. Por más años que pasen, el francés sigue en las mismas, provocando accidentes en cada carrera y sin el juicio necesario para pilotar un F1.

No parece cuestión de mala intención, sino de inconsciencia pura, de no entender lo que significa ser adelantado. Esta vez fue Carlos, a quien se llevó puesto hasta la pared, pero en la siguiente será otro cualquiera. Es un obstáculo móvil contra el que la FIA debería empezar a tomar medidas serias. Tampoco es probable que las entienda, por otro lado.


Fuente: marca

 

 

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *