Yaracuyano Luis Arráez nuevamente héroe  de los turcos y Leones salen de perdedores

Un doble de Luis Arráez en la parte baja del octavo inning le dio vuelta al marcador y los Navegantes del Magallanes, por segunda noche seguida, vinieron de atrás para conseguir un triunfo, esta vez 8 por 6 contra Caribes de Anzoátegui, en el Estadio José Bernardo Pérez.

Los valencianos despertaron en el octavo y con un racimo de siete carreras consumaron su tercer lauro en fila y el quinto en los últimos seis juegos.

El relevo oriental no pudo hacer el trabajo y desperdició una gran salida del lanzador Yeiper Castillo, que estuvo en el montículo por espacio de cinco entradas.

Con las bases llenas, Robinson Chirinos tuvo su primera gran noche con Magallanes, al conectar doble por el jardín izquierdo y remolcar par de rayitas, en ese momento el encuentro estaba 6-5 todavía a favor de Caribes. Acto seguido, José Rondón fue golpeado y, nuevamente, con las almohadillas congestionadas, Arráez en un largo turno de 6 envíos, su segundo del inning, contra Ricardo Hernández, soltó doble al jardín derecho para colocar la pizarra a favor de los turcos.

“Estaba preparado para el turno. El Omar López (manager de Caribes) me conoce y Ramón Borrego también, sabía cómo me iban a lanzar, me iban a trabajar con envíos quebrados y me defendí hasta que llegó la recta y pude conectar con solidez”, comentó el novato de 19 años de edad, que terminó el juego con tres remolcadas.

Con esta victoria, la nave escaló al quinto puesto de la tabla de clasificación y parece estar navegando por aguas mansas.

“Este es el Magallanes que quiero ver. El que vengan de atrás significa que se mantienen enfocados en hacer el mejor trabajo”, dijo el piloto Carlos García. “Estaba seguro que Luis Arráez haría el trabajo, es un bateador que sabe poner la pelota en juego”.

La victoria fue para Diego Moreno (1-3), su primera con el uniforme filibustero, perdió David Kuviak (1-2). Por quinta vez en la temporada el cubano Hassan Pena salvó.

 

Leones reaccionan y ganan a Cardenales

Luego de tres derrotas consecutivas, los Leones del Caracas estaban urgidos de una victoria que les iluminara el sendero hacia una racha positiva. Quién sabe si encontrarán ese camino, lo importante para ellos es que consiguieron el triunfo que los sacó del bache en el que se encontraban, al superar 5 por 3 a los Cardenales de Lara, en el segundo y último juego de la serie que se llevó a cabo en el Estadio Universitario.

Aunque las pesadillas de los juegos pasados volvieron a las mentes caraquistas, luego que el abridor Wilmer Font tuviera una pequeña crisis de descontrol en el primer inning, cuando llenó las bases y aceptó una carrera impulsada por un elevado de sacrificio de Héctor Giménez, las cosas le salieron bien a la novena que dirige Alfredo Pedrique.

Font enderezó su ruta y logró trabajar 5.2 capítulos, en los que dio tres boletos, ponchó a cuatro y le conectaron tres sencillos. Fue la tercera victoria para el derecho que fue sacado en el sexto, tras un sencillo productor de Giménez.

“El trabajo que hizo Font fue clave en la victoria. Fue agresivo lanzando adentro ante un lineup difícil”, le comentó el manager Alfredo Pedrique a la jefatura de prensa del Caracas. “El abridor es el que va a marcar el ritmo del juego y Font lo hizo muy bien. La ofensiva también hizo ajustes. Si nosotros recibimos este tipo de trabajo de los abridores yo creo que vamos a agarrar una racha buena”.

Mientras el iniciador avileño tenía un trabajo efectivo, los bates atacaron a Raúl Rivero, abridor crepuscular y perdedor del juego. El cubano Félix Pérez remolcó la primera rayita melenuda en el tramo inicial, con sencillo por el suelo al jardín izquierdo. En el segundo episodio, Harold Castro fletó con hit a Aharon Eggleston y Danry Vásquez conectó otro imparable para traer la tercera carrera capitalina.

“Ayer no fue un día bueno para mí, pero seguí trabajando fuerte para conseguir las victorias y hoy se dio”, dijo Castro que hizo referencia al primer juego de la serie entre felinos y larenses, en el que se fue de 4-0. “Las cosas no nos han salido bien pero nosotros seguimos con la frente en alto, con la misma confianza y las mismas ganas de ganar”.

En la parte baja del sexto, Castro pegó su segundo incogible del careo para volver a remolcar a Eggleston. El último vestigio de vida de Cardenales fue un cuadrangular solitario de Ildemaro Vargas en el octavo pasaje.

Para evitar una rebelión de los pájaros rojos, el derecho Fernando Nieve retiró pulcramente el noveno y coleccionó su primer salvado de la temporada y en su carrera con los Leones.

Fuente: LVBP

Te puede interesar

Déjanos aquí tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *